Actividades

AGAPE, 30 DE ENERO DE 2013.

RESTAURANTE EL PARAÍSO (PUNTA UMBRÍA)

             El año 2012 terminó para Ágape de la peor de las maneras posibles con la inesperada muerte el último día del año de nuestro querido amigo y compañero Paco Baena.

             ¡ Cuántas comidas y buenos ratos juntos, cuántas conversaciones han quedado pendientes, Amigo !

             ¿Cuándo fue la última vez que comimos con Paco? ¿Y dónde, y qué comimos y de qué hablamos?

             Decido entonces que a partir de ahora voy a tratar de reseñar las comidas, viajes y encuentros que hagamos, retomando el hilo perdido del famoso libro de actas que en los principios de Ágape manteníamos.

……………………….

 Mediados de enero, bulle el correo electrónico, próxima comida de Ágape, habrá que hacer algo singular, el López va a venir también, no se olvide avisar al Vizcaíno.

 Fijamos el día 31 para reunirnos, acordando todos volver al Paraíso, puesto que esta va a ser una comida especial, donde dio comienzo Ágape de manera formal el 17 de enero de 1991, informalmente desde 1989.

  La semana previa a la cita, el Moreno se acuerda que justo el mismo día 31 tiene que estar en Sevilla para alguna de sus múltiples actividades extra laborales, por lo que decidimos el cambio de fecha al definitivo día 30 de enero. En el último momento, el López se descuelga de la comida sin dar más motivos, lo que hace que reciba la visita electrónica de una animada gallina bailarina.

 El susodicho día, el Moreno y el Álvarez han llegado los primeros con ganas de agotar las existencias de coquinas y a ello se encomiendan hasta la llegada del resto de comensales. Privilegios de llegar los primeros…..

 Una vez sentados a la mesa, brindamos por primera vez por nuestro amigo Paco. Pedimos unos entrantes consistentes en pulpo a la gallega, choco frito y huevos de choco a la plancha. A continuación, para compartir, un arroz con presa y níscalos. Postres variados. De beber, después de alguna propuesta extravagante del Moreno, nos decantamos por un tinto de bodegas Abadía Retuerta (Vinos de la tierra de Castilla y León), del cual acabamos tres botellas a 25 € cada una.

 Poca gente en el Paraíso, apenas tres mesas ocupadas, recuerdos de Paco, por quien brindamos unas pocas de veces más, información al Vizcaíno de la nueva composición de las delegaciones, gurumelos, la rubia de la mesa del fondo…..

 Sobre las 17,30 horas, liquidamos a razón de 45 euros por cabeza y nos vamos a tomar un café a la playa, chiringuito “Der Matías”. Espectacular puesta de sol aderezada con alguna copa y vuelta a casa sobre las 19,30 horas.

 …………………………..

  En estos días, me he topado con un poema de Diego Díaz Hierro, que me ha traído el recuerdo de nuestro amigo, tan amante de las cosas de Huelva.

 “Cuando yo me muera ¿Quién para mi entierro, quién para llorarme, quién para los rezos? Todos los de casa, de aquí se me fueron dejándome solo con mis libros viejos.

Hay leales amigos y primos y deudos que no olvidarán mis temores, pero….

Cuando yo me muera ¿Qué harán con lo inédito mío, y mis tesoros, y mis pensamientos, estallados sobre todos mis impresos?

Hay leales amigos y primos y deudos que no olvidarán mi urgente precepto.

Y después que todo finalice en esto, aparentemente,

¿Quién llevará el cetro para que se cumplan tan nobles deseos?

Que no es vanidad ni porte soberbio….

Que es amar a Huelva digna de otros besos y de otras caricias, y de otros esfuerzos.

Que es subir a Huelva, radiante, hacia el cielo, encendida siempre, sin fin ni comienzo.

Cuando yo me muera de repente, ciego ¿Qué harán con mi noble y antiguo proyecto de profunda historia de esta Huelva, dentro de mí, cual la ola en el mar inmenso?

Hay leales amigos y primos y deudos que no olvidarán este buen deseo.

Cuando yo me muera ¿Por siempre ya muerto? ¿Qué llama de vida vibrarán los élitros de mi obra en el aire clásico y sereno de esta casa triste llena de recuerdos?

¿Se cumplirá todo lo que está dispuesto? ¿Se pondrá en relieve este gran secreto de la Huelva inédita que callada llevo?

Cuando yo me muera ¿Por siempre ya muerto?”.

Baena Domínguez, In Memoriam

(Publicado en el Boletín número 49, Febrero 2013, de la Hermandad del Calvario de Huelva)